Todos los septiembres se reiteran titulares tipo “depresión post-vacacional” y tonterías similares. Y todos los septiembres, en tertulias y reuniones informales se escucha el mismo comentario “ese es un lujo para quien se lo puede permitir”. 

Pues nada comparado con el Septiembre 2020. ¿Creías conocer lo que significa incertidumbre, variabilidad, complejidad? Pues aquí tienes doble, triple y múltiple ración: incertidumbre sobre tu mercado; incertidumbre sobre la economía en general; incertidumbre sobre las opciones sociales; incertidumbre sobre los niños y el colegio; incertidumbre sobre ayudas laborales, etc, etc.

Respira

Eres empresario-empresaria. Tienes el entrenamiento en todas las habilidades que se  requieren para gestionar de forma eficiente momentos como éstos, pero por si se te han olvidado, ¿me dejas que te las recuerde? Puedes reordenarlas como mejor te parezca o más te ayude. Lo importante es que las identifiques todas en ti y en tu organización, para decidir HOY-AHORA cómo fortalecer las más débiles apoyándote en las que ya tengas fuertes.

Mejora la PRODUCTIVIDAD con la oportunidad ineludible de la Transformación Digital. Años llevamos hablando de ello. Ahora es “la” opción realmente útil. Implicará cambios, sobre todo de mentalidad. Implicará inversiones. Implicará repensar las formas de hacer. Pero es la principal palanca para que las actividades empresariales se mantengan, refloten o se reactiven.

Todo SE PUEDE Y SE DEBE HACER por muy compleja o divergente que sea la forma de realizarlo. No vuelvas a “eliminar” nada de tu agenda, ni de la agenda de tu equipo. Nada es más deprimente que el “no puedo-se suspende-se aplaza-se elimina”. Rétate y reta a tu equipo: se trata de hacerlo posible.

Estimula sentir orgullo de HACERLO POSIBLE en contraposición de toda la gran cantidad de “victimistas” que van lamentando su suerte por el mundo. Es el momento de proyectar y recibir energía positiva, y nada más estimulante que la sensación de estar haciendo algo valioso. No hay que llegar a la “heroicidad”, no se trata de eso. Pero sí debemos comunicar lo importante que es actuar en situaciones de dificultad y comunicarlo con orgullo.

Piensa en lo peor para DISFRUTAR diariamente. Los hay que están enganchados al “vive tu sueño” y lo que viven es una permanente frustración. Y es que ese mensaje – muy valioso-, con frecuencia se interpreta mal, y se usa para crear ensoñaciones imposibles, aspiraciones inalcanzables y, como consecuencia, desengaños constantes.

La propuesta es justo lo contrario. Siéntate y escribe la lista de todo lo peor que podría ocurrir, realmente. “un huracán se lleva mi negocio”: si vives en Luisiana, perfecto. Si vives en España, no tiene sentido. Sitúa tu mente en el peor de los escenarios posibles en la realidad actual, del tipo “hay que confinar por varios positivos covid-10”, etc. Con esta lista harás dos cosas:

1: toma todas las medidas a tu alcance para que no ocurra.

2: disfruta cada día que no ocurre algo de lo que tienes en la lista.

Covid-19 también es un espacio de oportunidad que muchos están sabiendo aprovechar y que está marcando la diferencia. Si el cliente no puede venir a mi.., yo voy al cliente. Así, están proliferando los servicios a domicilio con mucho valor añadido. La creatividad es fundamental para la innovación; la co-creación es la clave. Pon a pensar contigo de forma imaginativa a todas las personas que conoces: colaboradores, y también clientes, incluso miembros de tu familia. Cada “uf!, vaya!, no se puede!, antes…!” es, debería ser, una ventana de oportunidad.

Déjate CUIDAR al tiempo que ayudas y colaboras. No es debilidad mostrarte vulnerable. La vulnerabilidad es signo de humanidad y das oportunidad a otros de acercarse, de aportar, de darte. Se habla mucho del egoísmo del que solo quiere recibir; pero a diario me encuentro con la necesidad de entrenar a empresarios/as como tú en YOÍSMO, imprescindible para socializar.

Desde el AFECTO y la COOPERACIÓN. Es curioso cómo en situación de alto riesgo desaparecen los miedos y las barreras mentales y se abren las puertas de las casas y los corazones. Estoy pensando en el confinamiento, y también en el gran incendio de la semana pasada. Todo un pueblo recibiendo en sus casas a las personas que habían sido evacuadas, a las que no conocían de nada.

Es cierto que la intensidad sanitaria y, sobre todo mediática, ha bajado. No podríamos soportar la presión de marzo. Pero sí podemos mantener la actitud de generosidad, de proximidad, de voluntad de cooperar y ayudar. Trabaja esta actitud en círculos concéntricos: desde el ámbito de máxima cercanía, al círculo de clientes, proveedores, otros empresarios y la sociedad.

Haz PLANES de medio plazo, el cortoplacismo significa vivir y decidir en estado de super-vivencia, extrema urgencia y esto es destructivo. No puedes andar mirándote la punta del pie, y mucho menos, mirando hacia atrás. Con tu negocio pasa lo mismo. Es verdad que en estos momentos los planes han de ser flexibles, dúctiles, adaptables. Pero has de tenerlos.

APRENDE y DESAPRENDE con igual facilidad, porque ni todo lo nuevo es bueno por serlo, ni todo lo antiguo es malo por serlo. De hecho, el criterio no debería ser “nuevo o antiguo” cuando se trata de procesos, normas, costumbres, formas de hacer.., el criterio debe ser “es útil ahora o no”. Y si algo no es útil.., la pregunta es: qué lo es, por muy distinto o distante que nos resulte. Observa alrededor, o reflexiona en tus últimos análisis. ¿qué predomina, la queja de una realidad donde no encajan tus hábitos o la búsqueda de alternativas? En la respuesta a esta pregunta tienes el mayor porcentaje de motivos o razones que explican la realidad de tu negocio.

Y por último, evita escuchar mensajes engañosos al menos, no les prestes atención. Hay mucha propaganda, mucho bulo y mucha fake. Hay muchos interesados en decir lo que la mayoría parece que quiere escuchar, aun sabiendo que no es cierto.

En concreto, me refiero a la creencia de provisionalidad del coronavirus, y todo lo que se deriva de su presencia. Si vives esperando la vuelta de la esquina, te estás perdiendo oportunidades reales, en pro de una falacia. Mejor asumirlo cuanto antes:  el coronavirus va a quedarse aquí bastante tiempo; la vacuna llegará, pero la erradicación total (si es que llega a producirse) tardará años; la mascarilla y tantos otros hábitos de higiene se incorporarán a nuestra rutina como la higiene dental.

Son HABILIDADES, recuérdalo. Significa que se pueden entrenar. Y en Lambda contamos con una metodología contrastada que te ayuda a ti, líder, y a tu equipo a desarrollarlas. Consúltanos y comprueba que sí es posible.

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies